Este año, los alumnos de 4º de ESO que cursan la asignatura de “Iniciación a la actividad emprendedora y empresarial” se han embarcado en un gran reto medioambiental, a través de la creación de un producto respetuoso con el medio ambiente.

Fundación Junior Achievement, en el que participan centros escolares y universitarios de diferentes partes del país y que cuenta con el apoyo y colaboración de diferentes empresas comprometidas con el medio ambiente.

El objetivo es diseñar un producto e introducirles en el emprendimiento desde el compromiso con el cuidado del medio ambiente. En definitiva, se pretende que miren a su alrededor, que detecten una problemática o una necesidad medioambiental, que propongan una solución viable y tangible y que diseñen la manera de llevarla a cabo en su entorno.

En primer lugar, el grupo recibió unas sesiones teóricas para que empezaran a descubrir problemas o necesidades medioambientales a su alrededor, que propongan una solución viable y tangible.

Después de las clases teóricas, se pusieron manos a la obra pensando qué idea sería la mejor que pudieran llevarla a cabo. Empezaron a enumerar los pros y los contras de cada una y luego eligieron realizar la que mejor se adaptada a las necesidades de su entorno. Su proyecto lo nombraron como: LUNCH CASE.

IDEA: Lunch case
Nuestro proyecto consiste en dar solución al problema de la utilización masiva del papel de aluminio en recintos escolares. Atendiendo a este problema hemos ideado una funda para cubrir el bocadillo con materiales reutilizados.

Esta funda está formada con retales de diferentes medidas y materiales, sobretodo camisetas de algodón y pantalones vaqueros. Además son impermeables, ya que van forradas de material plástico reutilizado. En nuestro caso utilizaríamos fundas de plástico escolares.

Los beneficios de la funda serán positivos para el medio ambiente, ya que podremos llegar a reducir el usos diario de grandes cantidades de papel de aluminio.
Para promover esta idea hemos pensado en elaborar una serie de muestras para concienciar del mal uso del papel de aluminio y fomentar el uso de este nuevo producto.
Este producto está compuesto de una tela vaquera o algodón de unos 40 centímetros por 40 centímetros y plásticos reutilizado, por ejemplo, fundas de plástico. Estas telas están unidas por unas tiras de velcro y puede contar con un bolsillo exterior para guardar servilletas o cubiertos en caso de que fuera una fiambrera.

En primer lugar, cogemos el “lunch case” y lo situamos encima de una superficie plana.
El segundo paso será colocar el bocadillo o sándwich en el lugar del dibujo que habrá en forma de guía para ayudarnos a envolverlo.
El tercer y último paso será envolver el bocadillo uniendo los velcros de las esquinas, primero una y luego la opuesta, dejando el bocadillo o sándwich bien protegido.
Finalmente, podremos llevar nuestro almuerzo o merienda en la mano o en la mochila de una forma cómoda, moderna y respetuosa con el medio ambiente.

En las siguientes imágenes pueden observar el proceso de formación, el desarrollo de la idea, bocetos, materiales y productos finales.

Ha sido un trabajo duro por parte de los alumnos, de gran esfuerzo pero con la satisfacción de saber que están contribuyendo a la mejora de su entorno y del medio ambiente.

¡¡Buen trabajo!!

ÁLBUM DE FOTOS